viernes, 3 de julio de 2009

Se nos casó Willy.




Yo he sido en mí familia la pequeña por todos los lados, hija, nieta, prima etc... yo era el juguete de la familia, pero nunca tuve niños más pequeños que yo a nos ser los hijos de mis primos a los que no veía mucho.

Siempre me encantaron los niños, y cuidaba de los hijos de los amigos de mis padres etc y por eso desde muy joven deseaba ser madre, me lo pedía el cuerpo.

Conocí a Pepe, que es mi marido hace ya 30 años, al que le gustaban tanto como a mi los niños y decidimos ser padres muy jóvenes y tuvimos a mi Willy lindo.
Nunca me he arrepentido de ser madre a los 18 años, ¡jamás!

Disfrutamos de Willy siete años hasta que nació su hermana Lilian,la que él tanto deseaba y tanta lata que se dan mutuamente jajajaja.

Nunca lo dejamos a cargo de nadie, lo criamos nosotros y fuimos de campamento juntos, a patinar, a montar en bici....... Recuerdo ir a la fuente luminosa en Las Palmas, con Willy pequeñito, de unos 8 meses y llevar mis patines en la bolsa, ponérmelos allí y coger su carrito y empezar a patinar con él alrededor de la fuente jejeje, me parece oírlo riéndose a carcajadas, ¡así nos salió de marchoso!

Gracias a que me decidí a ser madre mi padre pudo disfrutar de su primer nieto antes de morir y ser además su padrino.
En 1985 murió y mi madre vino a vivir con nosotros, por lo que mis hijos tuvieron en su abuela a su segunda madre. A la que le agradezco todo el amor y cuidados que les ha dado y sigue dándoles.

Willy, se enamoró por Internet de una linda peruana en el 2006.
¡La magia de las nuevas tecnologías!
Y nos dijo que se iba a Perú a casarse y que esperaba contar con nuestro apoyo, y claro que lo apoyamos.
Por circunstancias de la vida ese día tan especial no pudimos estar con él físicamente.
Pero nuestro corazón si estaba en Perú.

Yo quería que mi hijo sintiera nuestra presencia, que no se sintiera solo con gente extraña recién conocida, otro país , otra cultura... y le preparé un carta, la mandé por correo electrónico a mi futura nuera y ella fue mi cómplice junto con su hermano y una amiga.

Mi nuera se olvidó la carta con los nervios de la boda, su hermano pequeño se perdió media boda por ir a buscarla, y una amiga se la leyó de sorpresa emocionándolo mucho.
¡¡¡¡¡Y lo pude ver y oír, porque grabaron toda la boda para que no nos la perdiéramos, tan lindos mis niños!!!!!

Y como me he animado a escribir en este blog, les he pedido permiso para hacer publica la carta que le envié y unas fotos de la boda para presumir de hijos y de nieta, porque me han hecho abuela postiza, pero abuela al fin y al cabo. Y yo adoro a mi nieta Francesca, es un encanto de niña, dulce, muy bien educada, y súper inteligente, además de ser la discreción personificada jejeje es una inteligente lista. Ahora los tres viven en España muy cerquita nuestro.
Quiero aprovechar la ocasión para darles las gracias a toda la familia peruana, a los amigos y vecinos, que tan bien acogieron a mi hijo, TODOS, porque se portaron de maravilla con “mi niño”.

Y decirles que ahora somos todos una gran familia y que solo nos separa un charquito llamado “Océano Atlántico” nada más.
Un beso y espero que mis hijos sean tan felices como nosotros aquí o allí, pero si nos los repartimos mejor. Je jejeje.

La carta sorpresa

Queridísimo Willy,

Parece que fue ayer cuando naciste y ya te nos has hecho un hombre y hoy te nos casas.

Fuiste un hijo muy buscado y deseado; recuerdo la noche en que naciste perfectamente. Esa noche no pude dormir, me sentía inmensamente feliz, emocionada y no podía dejar de mirarte mi amor, mi sueño se había cumplido.

Pero a la vez sentía que toda la responsabilidad del mundo caía sobre mis hombros y creo que realmente me hice mujer cuando pensé:
“¿Seré capaz de cuidarlo y no le pasará nada?” eras tan pequeñito.... y fui capaz de hacerlo porque Papá siempre estuvo conmigo en todo, desde el primer pañal que te lo cambio él hasta hoy en día.

Quiero que sepas que nos sentimos muy orgullosos de ti, siempre quisimos que fueras lo que querías ser, sin presionarte para que eligieras una cosa u otra. Porque realmente lo que más nos importaba es que fueras una buena persona, un buen ser humano y lo hemos conseguido, por eso estamos tan orgullosos de ti. Después en esta vida podrás trabajar en lo que tu quieras, pero la base principal ya la tienes, “eres buena gente”.

En eso hemos basado la educación que te hemos dado.
Tu padre además siempre se empeñó en educarte el cuerpo con el deporte y la mente con la filosofía de las artes marciales, basándose en el esfuerzo, la constancia y la nobleza.

Y yo he tratado siempre de educar y potenciar tu inteligencia, que estudiaras, que saciaras tu eterna curiosidad por todo, que aprendieras muchas cosas, de educarte la mente para que pudieras pensar y decidir por ti mismo y tuvieras una “cabeza bien amueblada” . Y así ha sido.

Acabas de tomar una de las decisiones más importantes de tu vida y lo has hecho tu solo, como debe de ser.
Has decidido apostar por el amor, cruzar medio mundo, ir a su encuentro y casarte.
¡Que fuerte! Pero tienes a quién salir, tu sabes porque lo digo.

También sabes que desde que nos lo dijiste te apoyamos en todo, y siempre será así mi amor. Somos tus padres y te queremos mucho, y si tu eres feliz nosotros somos también felices.

Nos hubiera encantado poder compartir estos momentos, tu boda, tu cara, las emociones..... TODO, menos la luna de miel claro jejeje.
Pero imagínate que estamos todos ahí contigo, Papá, Lilian, la Yaya, el abuelo y que yo te llevo del brazo como tu me llevaste a mi.
Porque de corazón cariño estamos todos junto a ti. Siéntenos a tu lado mi amor porque estamos pensando en ti.

A partir de ahora creas tu propia familia, entrégate a ella, cuídala y hazla feliz.
Tu familia será la nuestra, y María Isabel ahora ya tiene otros padres en España que también velaran por ella cuando esté cerca de nosotros, y Francesca ya tiene abuelitos y hasta una bisabuela y un bisabuelo que la van a querer mucho.
Queremos dar las gracias a los padres de María Isabel, a toda la familia y amigos que tan bien te han acogido y que van a procurar que este día sea inolvidable para esta linda parejita.
Y ya lo celebraremos en España.

Nuestros mejores deseos para esta nueva vida que comenzáis queridos hijos, como mínimo les deseamos los bellos 28 años de amor que nosotros llevamos, tu ya tienes el ejemplo Willy, ya sabes como hacerlo. La base es el respeto y el amor.
Muchas felicidades y todo nuestro amor en este día tan especial.
Besitos de todos para todos.
Tu familia que te quiere muchísimo.

3 comentarios:

Marisa dijo...

Creo que no hay palabras. Me he emocionado muchísimo porque a mi también me gusta escribir y sería exactamente eso que yo pondría en un papel blanco adornado con lindas palabras. Te felicito Ana por ser como eres.A ti Willy, mujer e hija os deseo una vida plena de amor, salud, respeto,constancia y tolerancia en la vida.

Chautang Starr dijo...

Que bueno que a pesar de la lejanía haya estado presente en el matrimonio de su hijo y mi hermana; por cierto,yo fui quien regresó a la casa para recoger su carta, de ninguna manera me hubiera negado a hacerlo pues esa carta fue la única compañía de su entorno de Willy en ese momento tan feliz, pero no se preocupe que lo acogimos como familia inmediatamente. La felicidad por sobre todo y la búsqueda de la realización como persona es lo más importante. Muchos saludos,
Armando S.

Ana Rial Ybáñez dijo...

Muchas gracias nuevamente Armando, por tu complicidad, ayuda y cariño.
El tiempo vuela, ya hace 3 años de su enlace matrimonial y da gusto verlos felices y amandose.
Un abrazo.