miércoles, 26 de enero de 2011

Amor en cadena desde la distancia. Amor bloguero.

A diario vivimos el desencanto de un país, de un planeta, al que ha llegado esa palabra que ya se escucha demasiado, CRISIS.
Vivimos en soledad en medio de grandes ciudades llenas de gente, donde los vecinos no se dan ni los buenos días y todo el mundo va  a lo suyo.

Atrás quedaron esos tiempos que en los pueblos e incluso en los barrios, podíamos dejar las puertas abiertas hasta para ir a dormir la siesta.
Ahora, muchas veces nos volvemos desconfiados al escuchar unos pasos tras nosotros, no fiándonos de quién viene detrás.

Nos sentamos a comer viendo las noticias y parece normal poder tragar viendo miserias ajenas, como si no tuviera que ver con nosotros.
Parece que nos hemos hechos más duros, más insensibles al dolor ajeno. Como si en vez de las noticias fuera una película.
Pero cuando te toca, no parece una película.
Quieres creer que es una pesadilla de la que deseas despertar, hasta que no te queda otra que enfrentarte a la realidad.
¡Y que reconfortante es no sentirse solo!

Tristemente, destaca siempre tanto capullo y desaprensivo que anda suelto por el mundo dando la nota.
Y el mal existe. Y los que trafican con la vida humana, con los más débiles, y no se respeta ni a los niños.
Cuando hay hijos de puta (aunque su madre sea una Santa) que son capaces de cruzar medio mundo para hacer turismo sexual con niños, y en casa presumen de dignos padres de familia, o destacados empresarios que son capaces de cooperar con causas benéficas, pero no lo harían si eso no redujera impuestos.
Hay gente mala, y no son enfermos, son malos y punto.

Pero... está el otro lado de la moneda, el solidario, el que muchas veces no se ve, o no se oye.
PERO QUE EXISTE.

Nunca he dejado de creer en el ser humano, me resisto a tirar la toalla.
Siempre he sido consciente de que hay mucha gente buena por el mundo, guapa por dentro, que es mejor que serlo solo por fuera, porque las arrugas y la vejez no perdonan a nadie si tenemos la fortuna de llegar a viejos.

Pero esa belleza interior suele crecer con el tiempo, posarse y hacerse ver por fuera.
Por eso hay viejos guapos y viejos feos.
¿Nunca os habeís dado cuenta de esto?
Y esos viejitos lindos siempre están rodeados de gente que los quiere, porque iradian esa energía positiva que a todos nos hace sentir bien y seguros.
¿Quién no tiene la fortuna de tener un abuelo cariñoso y adorarlo?
Es inebitable, son como imanes del amor.

Hay muchas clases de amor y unas pueden despertar a otras.
Creo que el amor más grande e incondicional es el de una madre por un hijo.
Los queremos desde que sabemos que los esperamos sin saber ni que sexo ni que cara tendrán.
Ni si quiera si se pareceran a nosotras.
Pero los amamos desde el primer instante y queremos protegerlos del mundo hasta antes de que salgan.

Nada hay peor para una madre que ver sufrir a un hijo.
Su dolor es el de una pero multiplicado.
Cuando no puedes  hacer nada la impotencia es insoportable, pero la lucha incansable, porque nunca te das por vencida.
Tal vez si te pasa a ti te derrumbas, pero si le pasa a un hijo no sabes de donde sacas las fuerzas pero estas aparecen de donde sea y salen a flote, y luchas hasta el agotamiento sin dejarte caer, porque es un lujo que no te puedes permitir TU CACHORRO TE NECESITA.

Y por el Cachorrito de mi amiga Ana yo he descubierto un amor nuevo.
Un amor solidario que no tiene fronteras.
Que llega desde cualquier parte en forma de bocata y de mensajes y comentarios cariñosos.
De personas tan GUAPAS POR DENTRO que serán los VIEJITOS MÁS LINDOS DEL MUNDO.


¿Os dais cuenta de qué grande se está convirtiendo esta cadena de amor solidaria?
En un momento que habéis leído en soledad una entrada en un blog de cocina, de una madre que sufre por un hijo enfermo, algo os ha tocado la fibra, la sensibilidad, y ha hecho que continuarais leyendo.
Luego escrito un comentario.
¡A saber que le ha movido a cada uno esto por dentro!
Al fin y al cabo somos humanos.
Somos hijos.
Somos padres.
Somos hermanos.
Somos personas.
Y a veces solo basta pensar para estremecerse y ponerse por un momento en el lugar de otra persona para darse cuenta de muchas cosas.
O simplemente aprender a valorar lo que tenemos.

Cada uno en su cocina cuando prepara su bocata y luego en su ordenador montando la entrada, está pensando y sintiendo cosas.
Si estos pensamientos son positivos y de cariño....
¡Cuanto bien pueden hacer! Tantas personas por un mismo fin.Tanta energía positiva.
ESO ES AMOR, Y DEL BUENO.


Ya no es el bocata en si, ni lo rico o lo original que pueda ser.
Es que tanta gente unida puede hacer milagros.
Es creer en el ser humano.
Es creer que juntos podemos y somos fuertes.
Es creer que aun hay esperanza en el mundo cuando personas que no te conocen velan por ti.
En definitiva amig@s, yo creo que es el amor lo que mueve el mundo.


Hay mucha gente que necesita de ese amor y de ese apoyo solidario como mi amiga Ana.
Que este "Bocata de la esperanza" sirva en nombre de todos nosotros para todos ellos.
Para que no se sientan solos.
Y que cuando alguien tenga que comer bocadillos por necesidad y encuentre uno de "nuestros bocatas de la esperanza" rondando por  la blogosfera, le lleve  a su corazón eso, ESPERANZA, y todo nuestro cariño y muchas energías positivas para darle fuerzas.

Mi hijo que me conoce muy bien un día me dijo:
Mami ayer vimos la película de "Kun Fu Panda" y me acordé de ti. El maestro le dice algo al alumno que a ti te gustará mucho. Te paso la peli y no te digo lo que es, si estás atenta cuando lo escuches sabrás a que me refiero. Jejejeje
- ¡Ese es mi niño! asegurándose de qué esté pendiente e intrigada ¡No es nadie el Willy!
Y claro que lo supe desde que lo escuché:

El pasado es historia.
El futuro es un misterio.
El presente es un regalo.
Por eso se llama presente.

Esta es mi forma de daros a tod@s las GRACIAS por los bocatas que llegaron, por los que se que están por llegar y por tanto comentario lindo.
Pero sobre todo por...
TANTO AMOR BLOGUERO.
Disfrutar de vuestro presente, si el futuro llega habrá tiempo de disfrutarlo.



8 comentarios:

Danilo Sergio Pallar Lemos dijo...

Amor que preenche e esvazia um espaço, que ilumina e fundamenta decisões. Escreve histórias e desfaz ilusões, pois é sólido e dimensional.
www.vivendoteologia.blogspot.com

Lola dijo...

Esta cadena hay que hacerla llegar a todos lados, el mal del desamor está haciendo mucho daño al mundo. Un besazo desde Jaén

Suspiro dijo...

Me ha conmovido lo que has escrito, especialmente esto: Es creer que aun hay esperanza en el mundo cuando personas que no te conocen velan por ti.

No suelo hacer bocadillos en mi casa, pero haré una tostá para esa cadena.
un abrazo. dina

MªJosé dijo...

Ana que bonitas y bellas palabras, es cierto todo lo que dices, hoy en día no se mira la belleza por dentro, como tú bien dices hay gente muy mala y egoista por decirlo de alguna manera, hay que tener humanidad y querernos, porque la belleza está en el interior, aunque muchos la busquen fisicamente.
nunca cambies preciosa, leerte es un placer.
besosssss guapaaaaa

debuencomeryalgomas dijo...

la verdad que tienes tanta razón en todo lo que dices,es la realidad de hoy en dia y yo lo tengo muy presente en casa por el trabajo de mi marido,pero tambien hay esa parte en que siempre encuentras la bondad de los demás y como digo yo no todo el mundo puede ser malo y es cierto encuentras a gente tan buena que a veces parece hasta increible.sigue siendo siempre igual y aqui estaremos para lo que sea.un beso muy grande

Mijú dijo...

Hola Ana!
Mi bocadillo como regalito para ese niño. Me parece una iniciativa fantástica.
Yo lo he realizado como es mi cocina sana.
http://elbocadodelahuerta.blogspot.com/2011/01/pan-de-pita-solidario.html
Para que tenga un bocadillo más para probar.
Un saludito

Ana Rial Ybáñez dijo...

Danilo,
muchas gracias por tus palabras, tu visita y por quedarte.
Un abrazo

Lola,
ya está dando la vuelta a España jejeje ¡ya queda menos! Y que siga el amor en la blogosfera contagiado al resto del mundo.
Besos

Dina,
preciosa, no perdamos nunca la esperanza porque si no estaremos perdidos. Si hay buena gente, más que buena. Solo que hace menos ruido :-)
Besitos y gracias por venir y dedicarme un ratito

Mª José,
¡que alegría amiga de verte por este blog, bienvenida a tu casa! jejejeje y no pienso cambiar soy demasiado rebelde para eso jejejejeje

Agnes,
GUAPA, que acabo de subir tu 1º bocata.
Un besazo bien grande

Miju,
bienvenida preciosa y muchísimas gracias, ahora voy a ver tu bocata.
Pero te aviso lo pongo a la cola jejejeje no paran de llegar ¡esto es fantástico!
Un besazo

GmiK dijo...

...Y eso es amor, quien lo probó lo sabe...

Bellísimas palabras, con las que me siento muy identificada. Cuando menos te lo esperas siempre hay algo que te sorprende!!!

Muchas gracias por estas palabras, porque nacen de la sinceridad y del corazón.

BEsos!