martes, 17 de junio de 2014

5º Capítulo "PETROLEO en Canarias, NO gracias", La Dama de las mariposas

Todas las fotos que os voy a mostrar las he sacado 
desde mi terraza o abajo en la playa de Balito.
Vivimos a unos 300 mtrs del mar. Bajar la calle, unas escaleras que dan a la playa y ahí está nuestro maravilloso Océano Atlántico en el paraíso de las islas Canarias y sin petroleras de momento que lo jodan.

¡¡¡¡Ay que joderse, que el ministro de industria sea canario y no haga lo imposible por conservar y proteger su tierra de especuladores!!!!
Seguro que quiere su parte del pastel.
Porque el pueblo verá una mierda. Tanto en lo económico como en el destroce de nuestro paraíso.


La pasta, la guita como decimos aquí en Canarias, la plata, los euros… irán a otros bolsillos pero no a los de los que están pasando hambre.

Al pueblo canario que le den por saco y a sus opiniones más.
 La mejor universidad de ciencias del mar de España la tenemos aquí, y ni puñetero caso a los expertos biólogos marinos.
Mientras, niños canarios con hambre, acostándose con sus barriguitas vacías. Degustando bocadillos imaginarios que les inventan sus mamás porque la realidad con suerte es pan con pan.
 ¡Gracias a los comedores escolares! 
¿Pero... y los desayunos, meriendas y cenas? ¿Y los fines de semana?
 ¡Cuánto jubilado a cargo de toda la familia con su triste pensión!
Esto es ahora España. Que no engañen fuera de nuestras fronteras.

Este archipiélago impresionantemente bello y diverso es nuestro, a ver si se enteran.

NO NOS VENDEMOS.


Cuando ponen sus ojos en Canarias debería preocuparles el pueblo, y ocuparse de que ningún niño pase hambre

¡Eso debería ser el primer objetivo para estos políticos que no se quieren enterar que son nuestros empleados, no dioses, y cobran y roban de nuestros impuestos, porque esos sueldos que son “legales”, porque son ellos los que gobiernan y así lo han decidido.... Son un robo, una vergüenza, y un despilfarro que llenaría muchos estómagos vacíos!

Antes de bajar las escaleras soltamos al perro. Ary, mi bola de pelos que parece un hippie baja corriendo como un loco dando saltos feliz hacía el paseo de la playa. En un momento ya está abajo, esperándonos.
Corre para que le dé tiempo a oler todo. Se pierde por la nariz jejejeje. Va y viene de un lado a otro, vuelve y parte a correr. Está contento porque su “mami” que soy yo, vino también de paseo.
 Su primer día de oficina

Ary llegó a la familia con solo unas tres semanas de vida.Ni dientes casi tenía.
Lo encontré en un anuncio de Internet, lo regalaban junto a su hermanito. Llamé, fui a buscarlos y me traje a los dos. Uno para mi tricolor y otro un poco más clarito color merengo (de mayor se quedó melocotón) para una vecina que vino conmigo a buscarlos.

 Su madre era una Yorkshire pelirroja con la manta negra y gris plata, la vi cuando lo recogí. Me dijeron que el padre de Ary era de unos amigos de esa familia, un Caniche de color negro.
Así que yo digo que mi perro es un Yorkiche jejejeje.

Ya tiene seis años y es un camaleón porque cada vez que lo pelamos cambia de color jajajaa
Tiene el pelo muy largo, ni liso, ni rizado, parece un hippie.  No se le ven los ojos y a veces no sabes si te está mirando.
Y unas pestañas de vedette enormessssssssssss

Esta bascula era de mi padre,   del restaurante.
 Se le ha dado utilidad jejeje

¡Que sabía es la naturaleza!, así no se le meten los pelos en los ojos.

Con ocho meses lo llevé por primera vez a cortar el pelo en una peluquería que está en el centro comercial donde trabajo. Como es una vecina me dijo:

.- Ana, yo abro a las diez. Tú te lo traes a la oficina y lo recoges al cerrar, no hay problema me lo dejas aquí.

Así lo hicimos. Está dos plantas más arriba que mi oficina y en el otro lado. Pues sus llantos lastimeros me acompañaron a la oficina como el que lo han abandonado.
Cuando regresé sobre las tres miro por el cristal y veo tres caniches blancos recién peladitos y uno grande gris que lo está pelando encima de su mesa de trabajo.
Busco a Ary con la mirada y no lo encuentro. Los tres perros sentaditos
frente al cristal me miraban y movían la colita.
Ary a los 6 meses
Yo seguía buscando porque no veía a mi perro. De repente el perrito de en medio empieza a temblar y a mover nervioso la cola. Yo lo miro, me pongo la mano en el pecho, miro a la peluquera y con la cabeza le digo:

.- Nooooo

Ella me mira, sonríe y con la cabeza dice siiiiiiiiiiiiiiii.

Y Ary dice:
.- Auuuuuuuuuuuuuuuuuuuu (¿no me conoces?) guau guau guauuuuuuu (mamááááááá sácame de aquííííí)

Juro que si lo llego a ver por la calle no lo reconozco.
Pero al mirarlo bien.... tenía unos ojos preciosos, eran sus pestañas. ¡¡¡Es mi perro jajajajaja!!!!
Casi se mea todo de la alegría cuando me vio pobrecito.

 A todos en casa nos impactó su aspecto y nos costó acostumbrarnos. ¡Es que nos quedamos con la mitad del perro!
Además ese morrito afilado todo pelado y sin sus largos bigotes y barba.

Se traumatizo todo. Se escondió debajo de la cama de mi madre (su protectora) y no quería salir. Estuvo una semana rarísimo y como enfadado conmigo.                                                                                     
Su primer baño
Compré una maquina buena profesional, con sus peines de cortar, tijeras etc y desde entonces soy su peluquera.                                                                                                                                                                                     
Le he hecho cada corte.... jejejeje hasta tipo león. Pero tiene tanto pelo, tantas capas, que acabo molida. Pero es mi perro y yo lo adoro.
                                                                         
    En tres peladas amorticé la maquina.

Ary teniendo solo tres meses de edad nos avisó una madrugada de que mi madre se desmayó. 
Comenzó a ladrar a la una y media y lo mandamos a callar desde arriba. Subió y empezó a arañar la puerta como un loco.
Bajamos corriendo asustados y nos encontramos a mi madre tirada en el suelo del baño.
 No se partió la cabeza contra la pared de milagro, o una cadera.
Por suerte no paso nada, solo fue un mareo. Le tomamos la tensión y el azúcar y estaba bien. Le dimos una infusión y cuando se relajo media hora más tarde la acostamos, cuando nos aseguramos que estaba bien.

Mi héroe.
 Así de pequeñito vino a pedir ayuda para socorrer a mi madre.
De repente:
.- Pepe ¿y el perro, dónde está?
.- No se.

Lo buscamos abajo y no estaba. Subo a mi habitación, me acacho a mirar debajo de la cama y ahí estaba temblando asustado el pobrecito.
Lo llamé:

.- Ary mi amor ven. ¡Ay que bueno que es mi perro que me avisó que la Yaya estaba en peligro! Que bueno es mi perrito. Ven cariño vamos.

Y poco a poco salió temblando. Lo cogí en brazos y lo llevé abajo y le enseñé a mi madre. Se puso muy contento dando saltos y dándole besitos.

Desde entonces la vigila siempre. Donde va ella, va él. Se queda hasta en la puerta del baño. Y desde que llegó del hospital se mete debajo de su cama.

Cuando se la llevó la ambulancia armó un escándalo.  Y en el mes que estuvo ingresada estaba triste. Yo traía sus camisones para lavarlos y él me seguía oliendo la bolsa. Sabía que olía a ella.
Fue digno de ver cuando la bajamos del coche y entró en casa. Se fue a volver loco de la alegría. Ahora no se separa no sea que se la lleven otra vez.
  

Llegamos al paseo junto al mar. Mi Atlántico, ese que veía solo últimamente desde mi terraza y eso cuando me asomaba, porque estuve días que ni lo hice.

Hasta las plantas la mayoría se murieron porque me olvidé de regar.


Pero no es lo mismo verlo desde arriba aunque esté tan cerca porque no se puede oler.
Cerré los ojos y aspiré profundamente.

.- Cuántos días hacía que no bajaba mi amor.

Mi marido me pasa el brazo por los hombros y me dice:

.- Ya verás que bien te va a sentar el paseo.

Seguimos caminado de la mano en silencio, disfrutando, es temprano, aun hace bastante sol. La tarde está tan bonita y agradable…. Es una sensación de relax que echaba de menos.


Nos encontramos con el paso cerrado por obras y el único acceso a la playa de Anfi es por el minigolf.

.- Tendremos que dar la vuelta.
.- No tranquila se puede pasar, pero ponle la correa al perro.

Yo conocía el minigolf solo lo que se ve desde afuera, nunca había entrado y es precioso. Con muchas plantas, palmeras, cactus, lagos con peces y nenúfares, montículos de rocas haciendo hermosas formaciones… ¡me gustó!


.- Vamos a sentarnos un ratito en este banco cariño, déjame disfrutar del sol un ratito y de la vista.
.- Como no, vamos a sentarnos.
Y Ary se subió también al banco pero en medio de los dos.

La vista desde el lugar que elegimos Pepe y yo para vivir no la cambio por ninguna,  y no me imagino porque no quiero ni a distancia torres de extracción petrolera.


Me encanta tomar fotos de las puestas de sol tan increíbles que tenemos. Todos los días se puede ver a extranjeros que están de vacaciones con sus cámaras preparadas, incluso con trípodes para poder capturar esas imágenes  inimaginables en otros lugares.


A mi memoria venían imágenes de cuando vinimos a vivir a Los Caideros.
 ¡Qué diferente era todo!
Justo donde ahora estábamos sentados, antes era una zona de rocas donde se hacían piscinas naturales.
Nosotros bajábamos con Willy que tenía solo cinco añitos (1985)  y con dos perros que teníamos que ya murieron hace años. Un pequinés, Chiky y un cocker mezclado con setter, Zambo.
 Bajábamos por un camino de tierra hecho a base de pisadas, todo pura naturaleza. Y lo hicimos hasta que tuve seis meses de embarazo de Lilian. Yo le decía a Pepe:

.- Cuando nazca la niña compramos una mochila y bajamos con ella.

¡¡¡¡Ya no pudimos hacerlo!!!! Lilian nació en febrero de 1987 pero antes que ella llegaron las excavadoras amarillas gigantescas, la dinamita…. Y ese paraíso voló literalmente por los aires. Hasta mi casa llegaban piedrecitas y un día pensé que era un terremoto de lo que tembló la cama y todos nos levantamos asustados.
Cuando denunciábamos bajaban la intensidad de las detonaciones, pero cuando se iba la guardia civil de nuevo volvían a meter unos piponazos tremendos.
Digamos que si comparamos esta montaña con una manzana, cortaron la mitad, se la comieron y construyeron  con eso una isla artificial, ganaron terreno al mar y a nuestra urbanización la dejaron temblando.
A nosotros nos levantaron hasta el piso. Teníamos un gato, Yopy, un siamés enorme de unos diez kilos. Pasaba él sobre la alfombra y se oían las plaquetas. Se hicieron hasta grietas en las paredes.
Denunciamos, tuvimos paciencia de años y cobramos, aunque antes tuvimos que invertir en asegurar la casa y sentarnos a esperar para cobrar. Pero quién la sigue la consigue. Mi marido es muy persistente y yo hija de buen gallego jajajajaja….

Hace ya muchos años un noruego visionario desde un yate vio esta costa y soñó en su mente lo que luego fue Anfi.
Suerte que fue un noruego con buen gusto y con pasta, amante de la naturaleza que hizo algo bonito que armoniza con el paisaje. Menos la arena de esa playa, blanca y polvorienta, con la arena tan bonita rubia que aquí tenemos, fina y que no mancha. Pero querían imitar al Caribe.
¡¡¡Pero esto es Canarias mi niño!

Ese noruego ya murió, se llamaba Bjorn Lyng, un soñador, un emprendedor, un artista (pintaba cuadros preciosos, me enamoró uno de un lobo) y un currante. Desde que murió y gran parte de sus acciones se vendieron ya Anfi nunca ha sido lo mismo.


Lo que empezó por un hotel de Timeshare (tiempo compartido), Anfi Resort , se convirtió en un complejo de lujo de varios, Monte Anfi, Puerto Anfi y por último Gran Anfi. Está en el barranco de la Verga  conlindante con el de Balito que es para donde mira mi urbanización.
En una época dicen que nos querían comprar, pero se quedaron con las ganas.
 Yo mi casa no la vendo, elegí antes que ellos el lugar donde quiero vivir y no me da la gana de irme.
Siguieron extendiéndose en Tauro. Construyeron Anfi Tauro con chalets de lujo y un tremendo campo de golf. Y más arriba subiendo ese mismo barranco Anfi Esmeralda.


Ahora nos hemos acostumbrado a tener Anfi al lado y como dije es una urbanización preciosa llena de jardines piscinas y los edificios están cubiertos de nuestras piedras así que no ves pintura.


.
Y además con lo que se comieron de la montaña como dije antes hicieron una isla artificial que también es preciosa y un lugar agradable por el que pasear junto al mar.Además de tener restaurante, terrazas donde tumbarse a relajarse y un enorme solarium.

Quién me iba a decir a mi que me convertiría en empresaria y que el primer cliente de mi empresa sería Anfi.
Todo comenzó porque Jenni le daba clases de español culto a los altos ejecutivos de Anfi. 
Los sacó de apuros traduciendo de forma urgente algunos contratos importantes. Luego unos carnavales en un chiringuito las dos disfrazadas comenzamos bromeando una conversación sobre buscar más profesionales de otros idiomas y formar una empresa jejejeje
Y aquí estamos, traduciendo en más de 20 idiomas con un equipo excelente nativo de cada idioma. Si hay alguien interesado en conocer la historia de la empresa pueden ver este enlace. ARY TRADUCCIONES S.L.

La fundamos en 1995 y somos nuestras propias jefas. Gracias a que mi socia es mi querida amiga y hermana del alma Jenni puedo seguir en casa cuidando a mi madre. Si fuera empleada no podría hacerlo, o ya me habrían echado a la calle tal como está el patio hoy en día. Y si fuera otra mi socia ya no hubiera aguantado con el peso de la empresa ella sola. Pero es ella, mi querida Jenni, mi Jenni de toda la vida. Ella me entiende perfectamente, lo pasó con su madre y fue muy duro.
Recuerdo una noche en mi casa en el sofá. Ella había venido de vacaciones por Navidad, estaba en el último año de carrera en USA en Cornell , solo le quedaba un semestre.
Estaba tan preocupada por la salud de su madre que aun teniendo una persona contratada para cuidarla no estaba tranquila. Se me derrotó y se puso a llorar. Quería abandonar la carrera y quedarse a cuidarla.
Es muy difícil ver llorar a Jenni a no ser que sea de alegría.
Yo la abracé, la consolé y le dije que ahora no podía dejar la carrera.Que yo pasaría todos los días por su casa a verla.
Ella confió en mi y volvió a la universidad y terminó brillantemente su carrera, como todo lo que emprende. Es una luchadora nata y muy inteligente además de trilingue entre inglés-español-alemán, también se defiende en otros idiomas. Yo estoy muy orgullosa de ella porque además es muy solidaria y ayuda a muchas personas de forma desinteresada. Es una gran profesional y una gran persona.
Cumplí con mi palabra y fui a ver a su madre a diario en su ausencia. Trabajaba enfrente, así que iba varias veces al día para asegurarme de que hubiera comido y no se sintiera sola.

Ahora, muchos años después me tocó a mi. Y Jenni está en todo sin la necesidad de llamarla. Es una gran amiga.
GRACIAS GUAPA.
Una vista de la isla vecina, Tenerife. Asomando el majestuoso Teide.


Mi querido y amado esposo y Ary en uno de nuestros paseos debajo de casa.

Gracias mi amor por estar siempre a mi lado en todo con tu hermosa sonrisa y tu apoyo, la vida es más fácil y vale la pena vivirla. Te quiero ahora más que nunca.

Fue un hermoso paseo que me sentó de maravilla.

Les dejo con un cantante canario que acabo de descubrir PITU.
Habla en canario.
 Y su canción me emocionó hasta las lagrimas. 
Porque no nací aquí,
 pero me siento más canaria que el gofio, 
esta es mi tierra.
Comparto orgullosa esta canción y te digo:
 Pitu eres grande tío.

CHACHO, NO A LAS PETROLERAS

4 comentarios:

Doris mis cosillas dijo...

Muchas gracias por tu post que se me ponen los pelos de punta...muy hermoso.Besosss

Ana Rial Ybáñez dijo...

Muchas gracias Doris un fuerte abrazo preciosa.

GEN 4 Andalucía Oriental dijo...

Ana, felicidades por tu santo que fue ayer... Oye, la canción de este chico es muy buena, me gusta que sensibilices al NO a las prospecciones petrolíreras.
¿Te acuerdas de mi? Soy vicente de Cercados de Araña, te escribí en su momento agradeciéndote por los paisajes que publicaste de allí. Te dije que estaba escribiendo un libro sobre la vida de mi madre: Mi Vida, estoy encantado con él ya salió y es muy sencillo. Nos veremos el 24 de Agosto en Maspalomas con todos los que quieran venir para presentarlo. Todavía estamos buscando el lugar adecuado. Veremos como queda todo. Vicente

Ana Rial Ybáñez dijo...

Hola Vicente. Claro que me acuerdo de ti y mi más sincera enhorabuena por terminar tu libro ojalá pueda decir yo algún día lo mismo. Es un honor que mis fotos formen parte del libro acompañando la historia de tu madre. Y si puedo me encantaría acompañarte en ese momento y conocernos en persona. Mi vida ahora está algo complicada porque casi no soy dueña de mi tiempo. Pero si puedo voy Avisame por favor. Un abrazo y gracias por tu felicitación.