jueves, 26 de noviembre de 2009

“Sensación de felicidad”



Dicen que la felicidad completa no existe, que eso es una utopía.
Yo creo que la vida se compone de momentos felices.

Lo que sí es cierto es que es un sentimiento,
y que ese sentimiento nos hace hasta más bellos.
Cuando nos sentimos felices se nos esparce por dentro esa belleza,
y culmina haciendo brillar nuestros ojos y pintándonos una linda sonrisa.

Que bonito es ser feliz y ser capaces de contagiar nuestra felicidad.
Pero la felicidad empieza por uno mismo.
Aceptándonos tal como somos, sintiéndonos a gusto.
Entonces es cuando llega la felicidad.

Después está el compartir, el dar y el recibir.
Si no estamos dispuestos a dar es difícil recibir,
pero no porque otros no quieran darnos,
a lo mejor es que ni si quiera somos capaces de darnos cuenta,
y se nos escapa, nos lo perdemos.

Pero hay esos días ciertamente especiales.
Esos días que nunca olvidaremos,
cuando tenemos la suerte de contar con gente que nos quiere,
y que además no se lo calla, nos lo dice y lo demuestra.
Eso es tan bonito, tan valioso,
que solo por eso merece la pena vivir.

Muchas veces nos negamos nosotros mismos la posibilidad de ser felices.
Nos volvemos ciegos, sordos y torpes
para detectar esa felicidad que quiere entrar,
y le cerramos la puerta en las narices.

Hay tantos motivos para ser feliz
mientras llegan esos momentos especiales.

El solo hecho de estar vivo.
El ver la luz del Sol y sentir su calor.
Poder dejar volar la imaginación y jugar ha hacer formas con las nubes.
Relajarse escuchando el mar y dejarse flotar en sus aguas.

Sentir el aire fresco en la cara.
Ver y oír la risa de un niño.
Sentir una vida latiendo en tu vientre.
Ver como crecen esos hijos que te llenan la vida de amor.
El amor entre hombre y mujer y compartirlo todo.....

Es una pena cuando no le damos valor a lo que tenemos,
porque aunque en los malos momentos no lo creamos,
siempre tenemos algo valioso por lo que ser felices,
y lo más seguro que será algo que no tenga precio
y que no se pueda comprar.

Solo debemos detenernos a reflexionar un poco y darnos una oportunidad antes de seguir adelante.

Nosotros podemos ser nuestro mejor amigo
Y los amigos se quieren y se tratan bien,
pero sobre todo se respetan y se aceptan tal como son.
Antes de buscar amigos fuera atendamos al que tenemos dentro y hagámosle la vida más fácil y más feliz, vale realmente la pena.


26/11/97
“Escrito después de una fiesta sorpresa por mi cumpleaños ofrecida por mis amigos”

Han pasado ya 12 cumplaños desde que escribí estas palabras, y me enorgullece decir que he conservado esos mismos amigos y además han aumentado en número.
Hoy he recibido muchas llamadas y mensajes, muchas visitas en casa.
Me han acompañado en este día tan especial y distinto que aun no ha terminado.
En el que me esperan muchas más emociones por vivir.
Mi hijo, mi nuera y mi nieta esta madrugada se van por fin a Perú.
Llegó el día tan esperado.
Me debato entre la alegría y la tristeza.
Llevo todo el día sintiéndome muy extraña.
Nunca me había sentido así.
Es un día especial y difícil para la familia.
No le he dicho a nadie como me siento,
por eso escribo.
Bueno, este fin de semana si me animo.....
¿Qué pasa Ana?
¡Te vas a animar!
A escribir y a subir esas fotos tan lindas que has sacado hoy.
¡Venga Ana, no faltaba más!
Enrrollate y saca esa positividad de la que presumes.

domingo, 22 de noviembre de 2009

Inseparables

video
Cuando pienso en ti mi corazón sonríe,
mi alma se llena de paz y de alegría.
Siempre fuimos esa chispa que salta cuando nuestras energías se juntan.
Unidas desde el principio y para siempre.
Inseparables aun en la distancia y en el tiempo.

Nunca ha importado que nos veamos ahora o dentro de dos años.
Siempre es como si solo hubiera pasado un segundo.
El sonido de tu voz cuando te escucho en la distancia
es una caricia de amistad que me trae tu cariño.

He llorado y reído contigo desde hace toda una vida.
Y no quiero que me faltes nunca porque te necesito.
Te necesito tanto, que no me importa tenerte en la distancia,
porque siempre estás y has estado conmigo.

Te siento dentro, muy dentro y desde que te conocí te instalaste en mi corazón para quedarte para siempre.

Eres esa persona especial que siempre me ha comprendido sin la necesidad de hablarte.
Eres esa persona tan especial con la que he podido hablar de cualquier cosa.
Vaciarme por dentro, sin tener que pensar nunca en lo que digo.
Solo en como me siento, porque jamás me he sentido juzgada o analizada por ti, solo escuchada y amada.

Y cuando he estado triste y te he contado mis penas, has llorado conmigo, empezando incluso antes que yo, haciendo mi pena tuya.
Pero eres tan tonta y me quieres tanto, que has estado sufriendo y por no preocuparme porque sabes que estoy lejos no me has dicho nada para que no sufra.
Igual de tonta que yo, que he hecho lo mismo.

Pero es que entre tu y yo para sentir la amistad, el apoyo y el cariño no nos hace falta estar en el mismo sitio.
Basta con cerrar los ojos, y mirar dentro del corazón y ahí estamos, juntas para siempre, inseparables.

Hemos hablado tanto y de tantas cosas.....
Y caminando, caminando, y hablando, no importa a donde, caminado y hablando,
juntas, a cualquier parte, no importa, juntas.

Eres esa persona con la que sé que siempre puedo contar y a quién le puedo contar.
Amiga de alma dulce y generosa, sin materialismos, limpia, con chispa, loca.
Mi loca.

Cuantas locuras juntas empezando a descubrir lo que es la vida.
Cuantos cumpleaños juntas.
Hasta que seamos bien viejitas.
Pero marchosas, con la sonrisa pintada y con estilo postivo jajaja.
Pero el cumpleaños más largo fue cuando murió Franco,
¿recuerdas?

Nos pilló justo antes de nuestros cumpleaños.
Una semana de luto nacional.
Una semana sin clase.
Una semana completa de cumpleaños.
Empezamos antes del tuyo y seguimos después del mío.
Cumplíamos 15 y 14.
No entendíamos ni queríamos entender de política.
Solo sabíamos que teníamos una semana de fiesta para celebrar nuestros cumpleaños.

Hemos crecido, hemos vivido, nos hemos enamorado y fundado una familia.
Y hemos enseñado a nuestros hijos a querer a la amiga de mamá.
Y para ellos también hemos sido parte de la familia.
Lo he visto en los ojos y en la sonrisa de tus hijos.
En ellos he visto tu cariño a través del suyo.
Y eso querida amiga es porque les has hablado de mi.

Como yo lo he hecho con los míos.
Y siempre que me hablan o preguntan por ti lo hacen con esa misma sonrisa y ese mismo cariño, porque mis hijos también te quieren.
Eres mi familia porque yo te escogí.

Y aquí estamos querida amiga del alma.
Ya no cumplimos ni 15 ni 14.
Pero quiero envejecer con tu compañía.
Quiero seguir celebrando juntas muchos cumpleaños.
No importa que no sea en el mismo sitio.
Me basta con saber que estás viva, bien y feliz.
Porque este día, el de tu cumpleaños, el de hoy y el de todos los años,
yo pensaré en ti, y de esa forma estaré contigo celebrando y me podrás sentir muy cerca.
Tan cerca como siempre te siento yo a ti en el mío.
Porque mi corazón me avisa de que estás pensando en mi.

Quiero regalarte en tu cumpleaños, mil sonrisas.
Sonrisas que te hagan cosquillas hasta que enseñes los dientes y sonrías.
Un millón de besos y el aviso de cuando se acaben para mandarte más.
Un solo abrazo, pero tan fuerte y tan cálido que te haga llegar todo mi cariño que es bien grande.
Y que sepas que dentro de tres días mi mejor regalo de tu parte
ERES TU.

Feliz cumpleaños Mariloh, mi amiga del alma para esta y para TODAS LAS VIDAS.
Cuando nos reencarnemos seguiremos la marcha.
Inseparables aun en el tiempo y en la distancia.
TE QUIERO MUCHO, Y TU NUNCA DEJES DE QUERERTE ¿SI?
HAZLO POR TI Y POR MI.

(Es que quiero que me dures muchos años, jejejejejeje)