lunes, 26 de mayo de 2014

“La Dama de las mariposas” 2º Capítulo MIS AMIGAS DE LA INFANCIA


Llevábamos tiempo con ganas de reunirnos. Y antes de Navidad fue la ocasión.
Tuve una reunión de esas como en las películas, jejeje que se juntan las amigas después de más de 20 años.....

 ¡Pues eso!  Gusanillos en el estómago de cómo nos veremos unas a las otras con el paso de los años. 
¿Y cómo nos vimos? ¡Pues divinas! jajajaja

Yo me llevé a mi hija conmigo de refuerzo jejejee. Las demás habían permanecido en contacto al vivir en el mismo sitio o sus familias seguir ahí, por lo que estaban al tanto de sus vidas.
 Yo me fui lejos y por una causa u otra se perdió el contacto, pero ahora no es ese el caso. El caso fue que nos vimos y lo pasamos genial como si hubiera sido ayer. Lo que era un almuerzo finalizó en una terraza  tomando café y agua hasta casi las 10 de la noche y muertas de risa.

Mi hija flipaba, se lo pasó muy bien con mis amigas. De vuelta a casa ella llevaba el coche y me decía:

-.Ay Má, ya sé a quién salgo yo jajajaja.


Conoció a tres de los hermanos Mallo, los mayores: Lusy, Kike y Mila.

 Kike y yo si teníamos contacto porque hace unos años nos encontramos por casualidad y desde entonces no lo hemos perdido. Su cumpleaños y mi aniversario de boda es el mismo día y siempre jugamos a ver quién felicita primero jejejeje
.
Un domingo me llamó y me dijo:

-. Espera que pongo el manos libres que te saludan.

Ahí estaban su hermana Lusy y Marily que habían ido a tomar café a su casa. Empezaron a charlar sobre los viejos tiempos y me nombraron.
Esta es Lusy. Todo dulzura. La responsable del grupo, la hermana mayor que intentaba frenarnos.
 Más buena gente.... más que el pan.
Y Kike dijo:

-. ¿Qué Ana? ¿Ana Rial? Un momento.

Me llamó y me dio la gran sorpresa. ¡Que alegría escuchar sus voces! 
De esa conversación a organizar algo para reunir a toda la pandilla fue un plis plas.

 ¡Que alegría mis amigas de la infancia organizándose para verme. Que ilusión y que nervios tuve toda esa semana.
Esta es Mila.

 Ella y yo hacíamos de las nuestras cuando nos íbamos con sus padres a su casa de campo al Zumacal.
Nos escapábamos a la fuente para ir a fumar un cigarro a escondidas. Eso si no nos pillaba el vecino de las vacas después del tremendo pateo hasta la fuente... va y aparecía por allí. Me parece escucharla:

.- ¡¡Cuidado, cuidado!! ¡¡¡Tíralo, tíralo que se chiva a mi padre y la hemos líao!!!

Mila es la tercera de los cinco hermanos, tenemos la misma edad, Lusy y Kike tienen pocos años más.
 Sus padres y mis padres eran muy amigos, (gallegos como mi padre) y nos criamos juntos  viviendo en el mismo edificio, ellos en el piso 16 y yo en el 6. Faltaron  a la reunión Carlos y Laura los dos hermanos pequeños.

Esta es Marily. 

A la reunión también vino Marily. A ella la conocí años más tarde  teniendo yo sobre los 14 y ella unos 16 más o menos. Vivía en el 8 y fuimos al mismo colegio cuando ella y su familia regresaron del Aaiún. Yo le presenté a la familia Mallo y a Lourdes y se unió a la pandilla. 
Tal vez la más introvertida, metida para adentro y le cuesta soltarse pero cuando sonríe se le ilumina la cara. Nos hemos reído mucho juntas y compartido muy buenos momentos.
 Y sus botas vaqueras que me las prestaba y su chilaba jejeee.

Aquí buscando fotos para presumir de nietos las dos jajaja

Lourdes fue mi primera amiga en el edificio “Virgen del Pino” en la Avda. de Escaleritas en Las Palmas a la que conocí a los 8 añitos y ella con 7.
Esta es Louuuuuurdes. Como la llamaba su tía María jajaja
¿A qué tiene cara de trasto?
Es que lo es jejejeje

Mi familia se mudó y yo me sentía muy sola pero eso duró poco porque en la misma semana se mudo ella en la puerta de al lado. Ella en la 5 y yo en la 6. Y nos convertimos en inseparables.

Lourdes estudiaba en un colegio de monjas, pero por la tarde cuando ya habíamos hecho los deberes nos reuníamos en su casa o en la mía a jugar con las “Nancis”.

Una imagen vale más que mil palabras.
 Se nos nota la emoción y la alegría del reencuentro.

Más tarde llegó mi bicicleta, su patineta y los intercambios. 
Y los patines… Por turnos, una montada en bici la otra colgada detrás con los patines y enfilando a toda leche cuesta “pá bajo” del garaje toooodaaaa empinada y sin asfaltar. ¡¡¡Dos loquetas atrevidas en potencia!!! Luego llegábamos hechas un Cristo temiendo escuchar a su tía María y a mi madre.

María: 
-.¡¡¡Vos no tienen fundamento!!!

Mí madre: 
-.¡Te lo dije el otro día. Castigada sin bicicleta y sin patines! .-Me decía mientras me curaba

-. ¡¡¡¡Ayyyy que pica!!!!.
-. Pues te aguantas, habértelo pensado antes de tirarte por ahí.  Siempre lo mismo con esta niña tan atrevida, un día te vas a partir la crisma.

Jajajaja  ¡Que tiempos aquellos! Para escribir un libro de trastadas. 


¡Cuanto me alegro de que nos hayamos reencontrado!

Yo tan loca y mi madre la persona más prudente y precavida que he conocido.
 Tuve bicicleta y patines por mi padre, ¡que si no….!


Está belleza es Mariloh. Bella por fuera y aun más por dentro.

A los 12 años conocí a mi amiga del alma Mariloh, otra sagitario como yo. Juntas somos la bomba. La risa. La comprensión. El entendimiento. La conexión aun en silencio. Y el amor, un amor grande y no perecedero.
Nunca más nos hemos vuelto a separar.  Juntas hasta la eternidad.
A veces por circunstancias hemos estado tiempo sin vernos ya que no vivimos cerca. Pero de corazón nunca nos hemos separado. 




Ella ha enseñado a sus hijos a quererme y mis hijos la adoran.
 ¿Que más se puede decir? 
Pues que soy muy afortunada y nos hemos hecho tías mutuamente.

Así conocí yo a Jenni, con gatos y siempre que podía descalza.

Siempre estuve a caballo entre la capital y el sur de la isla, concretamente el Municipio de Mogán. Y ahí conocí a mi otra hermana del alma Jenni. Las dos con 9 añitos. Ella americana recién llegada a la isla desde Mallorca, donde en el colegio de monjas le obligaron a aprender antes el mallorquín que el castellano. De madre alemana y padre ruso- emigrado a  Estados Unidos de América desde muy pequeño por lo tanto americano.

  Jenni no hablaba bien español, pero como niñas nos comunicábamos bien jugando al escondite y entre señas, español, mallorquín, catalán e inglés jejeje nos arreglábamos. Mis primeras palabras de inglés las aprendí con ella. Y mucho le enseñé a hablar español.    

Ejerciendo de tía con mis hijos toda la vida 

¡Las vueltas de la vida! Hoy las dos juntas tenemos una empresa de traducciones hace más de 18 años y ella es la mejor traductora e intérprete, la más profesional que podrán conocer.

Yo bajaba al sur los fines de semana y festivos, y así fue creciendo nuestra amistad. Hasta el punto de ella quedarse en Las Palmas en mi casa y yo en el sur en la suya. Ella comerse broncas de mis padres y yo de su madre. Vamos, familia total.

Mi padre fue marino mercante durante muchos años de mi infancia, pero cuando yo cumplí los once aproximadamente           
decidió quedarse a trabajar en tierra y disfrutar de la familia.

Le ofrecieron un buen trabajo en Puerto Rico cuando se inauguró el complejo de apartamentos Puerto  Plata (hoy en día cliente de nuestra empresa. Lo que digo, las vueltas que da la vida) .

Mi padre de jefe de cocina y mi madre de cajera del restaurante y nos desplazamos al sur de la isla conservando el piso de Escaleritas. Y ahí me hice vecina de mi querida amiga Jenni.

                                            
   Jenni en cabina en traducción simultanea.


En mi 48 cumpleaños.

 Y nuestra amistad y complicidad creció y sigue creciendo hasta el día de hoy. Juntas hemos descubierto la aventura de la vida y seguimos siendo muy aventureras y emprendedoras. Nos metemos en las mil y una.



Jenni y yo celebrando un aniversario de nuestra empresa

Un año más tarde nos volvimos a Las Palmas y mi padre  arrendó el restaurante de la casa regional “ La Casa de Galicia”, el bar del bingo en la segunda planta y el club juvenil de la tercera.
Yo le dije a mi padre que quería colaborar con la familia y trabajar. Y mi padre me respondió:

-. Tu trabajo es estudiar.
-. Pero yo estudio por la mañana y puedo trabajar por la tarde.
-. ¿Y los deberes?
-. También los puedo hacer por la tarde.
-. ¿Y qué quieres hacer?
-. Quiero llevar el Club Juvenil. Pero con una condición.
-. ¿Encima con condiciones? A ver.
-. Que tu no te metas para nada y me lo dejes llevar a mi aíre, pedidos y todo. Tu solo me das la lista de precios. Si me equivoco y lo hago mal, entonces me lo dices, pero siempre aparte por favor y yo lo corrijo ¿Vale?
-. Vale. A ver cómo te lo montas. Pero quiero buenas notas, Lo primero los estudios.
-. Papá entre semana a primera hora apenas vine nadie y después de comer los puedo hacer. Así por la tarde estoy con mis amigos. El resto los hago el viernes y el fin de semana me olvido.
-. A ver si es verdad.

Y llevé el Club Juvenil durante más de un año y medio. Allí aprendí la responsabilidad de llevar un negocio. Con el ejemplo de mis padres. Con un montón de personal y haciéndome responsable de la caja del restaurante alguna noche que no había tanto trabajo y mis padres se echaban una escapadita en plan novios a cenar por ahí. Ya me llevaba a casa mi hermano que también trabajaba de camarero en el restaurante y recién se había sacado el carné de conducir y había que aprovechar.

15 cumpleaños de Jenni en la casa de Galicia. 
Mi madre preciosa como siempre.

Yo encendiendo las velas bajo la atenta mirada de la cumpleañera y de Lusy.

Así que se iban a que les sirvieran a ellos para variar. Y a bailar un rato o escuchar música que mi padre no era muy bailarín. Pero por ella que tanto le gustaba bailar él se echaba un par de lentos y de paso le metía mano bajándola  hasta el culo para que ella le dijera toda apurada:

-. ¡¡¡Santy por favor!!! Que la gente nos está mirando.

Me parece verle a mi padre esa sonrisa maliciosa que empezaba por los ojillos diciéndole….

-. ¿Y qué tonta? Que miren jejejeejeje

Así era mi padre. Enamorado de ella hasta la médula. Su Señora. Se le llenaba la boca cuando la presentaba orgulloso. Y no era para menos. 

Mi madre siempre ha sido toda una señora en toda la extensión de la palabra. Discreta, educada, tanto en modales como en expresión corporal, ni decir en el habla, la corrección absoluta. De viejilla si ya suelta sus palabrotas cuando se cabrea porque ha tenido y tiene su genio.

Guapa, elegante y siempre bien arreglada. Totalmente conjuntada. De pelo impecable. Maquillaje justo y discreto. Y su zapato de tacón para sus piernas tan bonitas.

Siempre oliendo a perfume suave y discreto. No ha sido ni fumadora, ni bebedora ni tan si quiera tomadora de café. Esto último solo con las visitas y por cumplir.

Mujer valiente, moderna, adelantada a lo típico de su época. Inteligente y culta que siempre se dormía con un libro en las manos.

Mi madre venía a buscarme al colegio y yo oía a las niñas decir:

-. ¡Que guapa!

Y yo me llenaba de orgullo igual que mi padre.
Es que mi madre siempre ha sido muy guapa. Morruda, como le decía mi padre jejeje pero muy guapa la jodía.
De muestra esta foto. Mayo 2013. 83 años.

Ayyy que recuerdos….. que bonito que lo pueda recordar sonriendo.

Pues como iba diciendo… que ya soy abuela y se me va el baifo como dice mi hermano….

En la casa de Galicia reuní yo a todas mis amigas, las del edificio Virgen del Pino: Lourdes, Marily, Lusy y Mila. Y del cole a Mariloh. Y del sur a Jenni. 
Fui su lazo de unión y todas juntas formamos una pandilla muy guapa. Nos caíamos bien congeniábamos y nos queríamos todas mucho

Fue una época maravillosa de la que guardo un gran recuerdo. Y está tan viva en mi memoria que tendría mil y una anécdotas que contar.
  Me siento una persona muy afortunada por conservar amistades de tantos años tan vivas y cálidas.

A la comida de diciembre no pudieron venir Mariloh y Jenni por eso pensamos organizar otro encuentro. Esta vez en mi casa ya que todas querían ver a mi madre. Así que quedó pendiente una comidita jejejeje.


 4 de abril de 2014. La mañana de su 84 cumpleaños.
Posando la señora tan presumida ella.
Por la noche feliz con la tarta de cumpleaños que le hice sin azúcar.
Vacilándome mientras le hago una simpática sesión de fotos.

¿Guapa, a qué si?
¡Y no es amor de hija, que también!
Pero la  que es guapa es guapa.

1 comentario:

Nancy Ocampo dijo...

Que linda historia !!! Que bueno reencontrarse que las amigas de toda la vida .
En verdad que tu mami es muy guapa .

Un beso , cuìdate .
Nancy