viernes, 15 de marzo de 2013

Y se me revolvieron las tripas de mala manera

Hace mucho tiempo que no publico en este blog, el primero en mi aventura bloguera.
Pero hoy he sentido la necesidad de "pensar sobre un papel" como me gusta hacer desde muy niña cuando algo se me mueve por dentro.
Hoy no he ido a trabajar, a ENDESA se le ocurrió la brillante idea de hacer reparaciones de día y un viernes durante toda la mañana en el centro comercial donde trabajo, dejando sin luz a 190 locales y zonas comunes.
Yo sin energía eléctrica no puedo hacer nada en mi oficina. Bueno si, archivar y limpiar, pero no tenía ganas y como soy mi propia jefa, que alguna ventaja tiene que tener ser autónoma jejejeje decidí tomarme un fin de semana largo que bastante falta me hace, porque tengo demasiadas cosas en la cabeza para tener una sola.

Así que esta mañana me levanté mucho más tarde, me preparé en pijama unas tostadas calentitas con mantequilla y miel y un gran café con leche. Encendí la tele y me senté a desayunar relajadamente y sin nadie alrededor moviéndose por la casa, una gozada.

En el canal 24h estaban dando la lectura de la sentencia del caso Kárate contra Fernando Torres Baena, Mª José González Peña, Yvonne González Herrera y Juan Luis Benítez Cárdenes .
 
Escuchando los delitos que se les imputaban y detallando las pruebas para condenarlos os juro que se me revolvieron la tripas y me dio dolor de estómago.

En mi casa se practican las artes marciales de toda la vida, mis niños han ido al gimnasio toda su infancia para hacer TAE KWON DO, porque han crecido viendo como su padre lo practicaba.
Ya iban al gimnasio desde mi barriga.
 Los hemos llevado  a ver y a participar en exhibiciones y competiciones.
 Han crecido en ese mundo, donde se les enseña disciplina, trabajo, individual y en equipo, compañerismo, respeto y  también nobleza.

Y me da dolor, asco, repugnancia e impotencia ver como se han aprovechado de la inocencia y les han destrozado la vida a tantos jóvenes escudándose en las artes marciales como pantalla de nobleza.
Les han lavado el cerebro, los han alejado de los suyos para que no pidieran ayuda, le hicieron creer que hacían lo correcto, que así serían mejores, más fuertes y ganarían más campeonatos convirtiéndose en deportistas de élite.

¡Que cabrones....! solo me salen palabrotas y no quiero ser vulgar.

Yo siempre fui la taxista de mis hijos porque ellos entrenaban por la tarde a 2 horas distintas porque se llevan 7 años y su padre iba por la mañana a entrenar porque a esa hora trabajaba, así que me tocaba a mi.
Las competiciones y las exhibiciones eran los fines de semana por las mañanas, y podíamos ir juntos los cuatro en familia.

Siempre he sido muy desconfiada para dejar a mis hijos con otras personas. Siempre he pensado que ningún titulo profesional te homologa como buena persona, buena gente.
Así que con mis hijos siempre he abierto los ojos y esparramado la vista. Tanto con profesores como entrenadores o padres de sus amigos. Manteniendo me cerca, conversando para conocerlos y mirándolos a los ojos para ver de que van.

 De pequeña si yo no hubiera sido espabilada, adultos de mi entorno hubieran abusado de mi en diferentes ocasiones, hablo de distintas personas y a diferentes edades. Me libre de milagro pero no se me olvidó y siempre controlé quién rodeaba a mis hijos.

Pienso como deben sentirse esos padres que han estado engañados durante años pensando que sus hijos estaban bien, seguros y haciendo algo bueno con sus vidas, que eran deportistas y hacían una vida sana.
Mientras su profesor se aprovechaba de sus ilusiones y de su inocencia para sus más bajos instintos.
¡Que impotencia deben haber sentido!

He seguido la noticia desde que salió a la luz y me alegro de que por fin se dicte sentencia. Pero he de decir que como uno de lo jueces manifestaba yo tampoco estoy de acuerdo de que se exculpe a J.L. Benítez Cárdenes tras escuchar las declaraciones que recordó el juez que hicieron varias victimas y espero que se haga justicia y si es culpable que pague y sea condenado.

Quiero dejarles esta reflexión y tras ella copia de lo que ha sido para mi la noticia del día con enlaces para el que quiera verlos.

El tesoro más valioso que tiene nuestra sociedad 
son los niños, ellos son el futuro.
Somos de adultos lo que han hecho de nosotros 
cuando fuimos niños.
Mimemos a nuestro tesoro, 
tengamos cuidado con lo que decimos y hacemos,
 con el ejemplo que les damos.
Porque ellos serán 
el espejo de la sociedad que les estamos entregando.


(Este es el enlace por si quieren escuchar la sentencia)
La sentencia del Caso Kárate define a Fernando Torres Baena, el principal acusado, como un "depredador sexual". Así consta en los hechos probados de la sentencia que ha leído el magistrado ponente, Salvador Alba, en la Audiencia de Las Palmas. En el documento se constata que Torres Baena, ex campeón nacional de kárate, se aprovechó de su "condición de héroe deportivo" y de su "ascendencia emocional" sobre los alumnos (muchos de ellos, menores de edad, para "doblegar su voluntad" y satisfacer con ellos sus "deseos lúbricos".
Torres Baena ha sido condenado a un total de 302 años de cárcel como culpable de 35 delitos de abuso sexual y otros 13 de corrupción de menores.
El tribunal considera también probado que participaron en este tipo de prácticas su esposa, María José González y la monitora Ivonne González, no así el cuarto acusado, Juan Luis Benítez.
Según la sentencia del caso Kárate, las otras acusadas, María José González e Ivonne González han sido condenadas a un total de 148 y 126 años de cárcel, respectivamente, por delitos de abusos sexuales.
Por su parte, el cuarto de los implicados, Juan Luis Benítez, ha sido absueltos de todos los cargos.

1 comentario:

Las recetas de Abunany dijo...

No conozco el caso ...pero por lo que leo , que horror para eso niños y sus papas .

Esos hijos de la madre deberìan sufrir lo que lo esos niños .

Yo pienso que en todas las èpocas han existido estas porquerìa de personas , pero ahora son mas .

Bueno has los curas abusan de los niños que se puede esperar , es una verguenza.

Un beso , cuìdate y feliz fin de semana .
Nancy