miércoles, 3 de noviembre de 2010

Matrimonios Gays y un Sr, de derechas disfrazado de demócrata.

Recientemente salió en prensa esta noticia:
Los principales colectivos de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales (LGTB) han reaccionado con indignación –aunque no tanto con asombro- tras las declaraciones de Mariano Rajoy sugiriendo que la continuidad de la ley de matrimonio homosexual no está asegurada en un eventual gobierno de los populares.

Entrevistado ayer por El País, a la pregunta “Si el Constitucional la avala, ¿usted se compromete a mantenerla o no?”, Rajoy contestó con un tajante: No”.



Sinceramente creo, que para mentes inteligentes, justas y solidarias, no es necesario explicar lo que este Señor, que se presenta nuevamente como candidato a Presidente del Gobierno, quiere expresar con sus palabras.


Siempre he pensado al escuchar hablar a este hombre que es muy osado al presentarse a tal cargo.
Pero tras mi experiencia como voluntaria en diferentes colectivos durante muchos años consecutivos y participando siempre en juntas directivas, he visto a muchas personas que se presentan así de osadas por diferentes cuestiones, no importa que no tengan conocimientos, experiencia o simplemente lo más importante, ganas de aprender y de construir.


Eso no es obstáculo por ejemplo presentarse sin más aun cargo "voluntario" en una asociación de vecinos o ONG para usar ese cargo como trampolín para la política, para darse a conocer y luego presentarse.


También los he visto evaporarse de la vida pública y cualquier "voluntad" tras la decepción de no ganar las elecciones a la primera.
Vamos, que no les funcionó y no estaban dispuestos a defender lo que antes vendían.


He visto en las municipales a tarugos incultos y sin ganas de aprender, solo de ganar.


Otros que una ignorantemente pensaba: 
Gente joven con estudios y viene a querer trabajar para su pueblo. Vamos a darles una oportunidad.
Y fue peor el remedio que la enfermedad ya que se han pasado de listos, han tomado al pueblo por tonto y se quieren hacer ricos en 4 años como mínimo, eso si la mala suerte les priva de una nueva legislatura.


Luego están los más peligrosos, los persistentes, que piensan y luchan porque seamos como un nº, ya que parece ser que debemos tragar con sus ideas y no tener el vicio de pensar.


Para todos ellos, somos realmente importantes cada 4 años, donde si somos un nombre y un DNI para que les votemos.
Después, como dice mi madre jejeje:
 "Después de haber metido, no hay nada de lo prometido"


Por eso tampoco me ha sorprendido, su erre que erre de querer pasar de registrador de la propiedad a ser presidente del gobierno.
Es de los que hace un trabajito de hormigas de año en año, persiguiendo su sueño. Que esto no lo critico, eso no es malo.


A mí, el Sr. Rajoy nunca me ha gustado. Desde la primera vez que lo escuché me dio mala espina, no me gustó. No porque sea de derechas, yo tengo amigos de cualquier ideología.
Mis ideas son más de izquierdas, no soy fan de Zapatero, ni jamás me afiliré a un partido, soy demasiado rebelde y hasta ahora no me ha convencido ninguno.
Tristemente mi voto, que siempre lo ejerzo, va con la idea de que no salga el que no me gusta y no con la ilusión de que gane un lider en el que creo.


Pero es nunca le escucho soluciones al Sr. Rajoy, escucho solo críticas.
A mi lo que me interesa son posibles soluciones, no que me cuente su versión de los hechos y lo que ya se.


Pero cuando he leído sobre ese "comentario del Sr. Rajoy" de abolir los derechos de los gays, de no respetar ni al Tribunal Constitucional, esto  ya me asusta, no es una broma, este hombre es peligroso, no los gays que se aman y se casan.


¿Es que si sale no jurará cumplir la Constitución o va a seleccionar que jura y que no?


Yo me pregunto: ¿cómo se puede presentar a unas elecciones democráticas anunciando que se va a pasar por el forro lo que diga el Tribunal Constitucional?


Entonces ¿qué podemos esperar? ¿Democracia o dictadura? 
¿No les suena a una vieja canción?
Esa que decía que todos debíamos ser católicos por cojones, porque lo decía un tío bajito con muy mala leche, no porque se fuera creyente.
Esa canción que decía que a los maricones una somanta de palos y pal calabozo por la ley "De vagos y maleantes".
Esa canción con el estribillo de que todos los que pensaran diferente al "Régimen"
 (Que no era de lechuga, era de ostias) eran unos rojos de mierda y les podían quitar a sus hijos, pudrirte en el talego o cualquier otra vejación con el amparo de la Iglesia que secundaba al régimen y no amparaba a los necesitados. Y los curas que actuaban de forma diferente eran "curas rojos" que se quitaban de en medio.


Amigos, no nos dejemos engañar, que no nos vendan la moto averiada y traguemos.
Que luego las lamentaciones ya no sirven.
EL PUEBLO QUE OLVIDA SU HISTORIA ESTÁ CONDENADO A REPETIRLA


NO VAMOS A DECIR, BAH, ESO NO VA CONMIGO, YO NO SOY GAY.


Empiezan por ahí y nadie nos asegura por donde siguen, así que ojito con eso de que no va contigo.
Por otro lado, ¿Donde dejamos la solidaridad?
¿Es qué los gays no pagan impuestos como los demás ciudadanos? ¿A qué si?
Entonces deben tener los mismos derechos sin vuelta de hoja.
¿O es qué todos los matrimonios gays  serán ilegales? 
¡Es de locos! Ahora te lo doy, ahora te lo quito.


¿Qué pasa, qué no son personas, qué no sufren? ¿Qué no tienen familia?
Claro que la tienen.
Son nuestros hijos, nuestros hermanos, nuestros familiares, incluso padres que salen del armario cuando se arman de valor.
¿Qué me quieren decir? ¿Era más justo casarse con una mujer para disimular y poder vivir y engañar a la propia familia de por vida? ¿O simular que son "amigas" de toda la vida para que no las critiquen?
Dejemos de ser hipócritas.
Estamos en el año 2010 por favor, pá trás ni pá coger impulso.


Pero... también pienso, que cuando se suelta una patujada de esta índole, que se sabe de antemano que va haber revuelo.Puede ser una cortina de humo para distraer la atención de otras maquinaciones más gordas, de esas que cuando te quieres dar cuenta ya te la colaron.
¡Ahí lo dejo!





1 comentario:

Laube dijo...

Bueno, Ana, suscribo cada una de las palabras que has dicho aquí... Toditas.
Yo, al igual que tú, respeto a todas las personas que respetan a las demás. Respeto a derechas e izquierdas, delante y detrás. Yo me considero una persona de izquierdas, pero sin doctrina, ni dogmatismos. Mi única religión es el respeto a todos los seres humanos, la tolerancia y la dignidad. Por eso, me repatean quienes no respetan a quienes piensan distinto.
Yo viví en Santiago de Compostela por los mismos años en que Rajoy aún andaba por allí y no voy a contar aquí las cosas que veíamos y oíamos, porque nosotros no somos igual que ese señor que habla tan desagradablemente. A mí su vida privada me da igual, pero a él no le votará ni aunque me manden a galeras, que es lo que muchos de su camarilla haría con mujeres como tú y yo, Ana.
Tampoco me gusta Zapatero que, aunque no he votado, es el Presidente del Gobierno de España, les guste o no a algunos. Tampoco me gustaba ese pequeñajo del bigote que había antes y sin embargo fue el Presidente y había que respetarle.
Podría seguir diciendo más cosas, pero no hace falta... Nos entendemos, verdad Ana?.
No es demócrata quien va a suprimir derechos legítimos adquiridos por cualquier persona, independientemente de su orientación sexual. Porque... por qué le importa tanto a la derecha la orientación sexual de algunos?. Deberían hacérselo mirar.
Un besote